Restaurante Loidi

021
1220
1237
1239
_MG_3768
_MG_3809
loidi fa-ana
loidi fa?ana
bwd 1/8 fwd

 

LDI_planta
bwd 1/1 fwd

 

NOMBRE: RESTAURANTE LOIDI EN BARCELONA

 

EMPLAZAMIENTO: CALLE DE MALLORCA, 250

 

FECHA: JUNIO 2007 (final de obra)

 

CLIENTE/PROMOTOR: GESINMO 99 S.L.

 

CONSTRUCTOR: DRAGADOS, S.A.

 

ARQUITECTOS: NAIARA MONTERO VÍAR, JON MONTERO MADARIAGA

 

COLABORADOR: ORIOL CUSIDÓ I GARÍ, arqto.

 

PRESSUPUESTO (P.E.M.):

 

SUP.CONSTRUIDA: 400 m2 

 

La principal permisa expuesta por la propiedad frente al proyecto de interiorismo necesario para la construcción del nuevo restaurante LOIDI, que cuenta con Martín Berasategui como director gastronómico, fue la doble función que debía cumplir el local: a primera hora del día teníaque actuar como buffet-restaurante del hotel "Comtes de Barcelona", mientras que, el resto del día, tenia que trasformarse en un restaurante abierto al público.

La necesidad de una doble prestación por parte del local se ha resuelto a partir de la aparición de un segundo acceso, vinculado de forma directa al hotel, así como con la presencia de un gran mueble multifuncional de forma curva, formado por listones de madera y que termina por convertirse en el gran protagonista del espacio adoptando diversas formas dependiendo de las necesidades de cada momento y que reúne el buffet-desayuno, la recepción, la barra del bar y el office, al mismo tiempo que actúa como barrera visual de la salida de la cocina.

El espacio se ha dividido en tres partes que la artista plástica Ruth Zaragoza ha secuenciado a partir de tres creaciones personales inspiradas en la ceremonia pausada de una buena comida, siendo la tercera, que consiste en un muro de doble pared de vidrio rellena de filtros de café, la cual sirve para definir el ámbito destinado a los clientes fumadores.

Las creaciones pictóricas están soportadas por muebles de madera de color claro y aspecto paralepipédico, que tienen una doble función: albergar el conjunto de armarios, cajones y estantes necesarios para el correcto funcionamiento del comedor y ocultar la presencia de una serie de pilares de hormigón dobles ya que se trata de una junta de dilatación de la estructura general del edificio.

El proyecto ha pretendido, en todo momento, enfatizar al máximo la presencia de la luz natural que proviene, tanto de la gran vidriera situada en la fachada a la calle Mallorca como de aquella que se filtra a través de una claraboya situada en la parte posterior del local y que, a su vez permite contemplar la fachada posterior del hotel que se sitúa sobre el restaurante.

 

 
 

Estudio Barcelona - C/ Balmes 297, 3º2ªB, 08006 Barcelona Tel./ 93 240 20 38 Fax./93 534 00 46 · Estudio Coruña - C/ Tinajas 16, 5º, 15001 La Coruña Tel./ 981 206 105